Se conocieron en una fiesta de fin de año en Uruguay en las playas de Punta Del Este, sin saber que ese encuentro cambiaría sus vidas para siempre. Fue un amor a primera vista, ella alemana, el argentino. Pasaron ese fin de semana sin separarse.

Ella vivía en Italia y el en Nueva York… sellaron su amor y tres años después se casaron en la playa en la que se habían conocido. La boda fue sacada de un sueño , arena blanca, mar infinito, el amor y la alegría se respiraba en el aire, tuvieron 200 invitados, dispuestos a festejar y bailar toda la noche, la cita fue 18 horas y creemos  que en el caso de Florentine y Nico el destino definitivamente sabe hacer pares.

This slideshow requires JavaScript.

 

Comentarios

comentario